Informate
Medio informativo digital

El niño Autista suma voluntades

0

Estamos gestionando esta protección, por parte de la Organización de las Naciones Unidas, y de las diferentes fundaciones que trabajan en pro de la comunidad autista.

En República Dominicana se dan pasos agigantados en favor de esta sección social con la Fundación Dominicana de Autismo. El valor autista es un gran ejemplo para el desarrollo del espíritu, el amor.

Una etapa madura del autismo puede ser la clave, que el joven autista comprenda sus necesidades y sus obligaciones, frente a la sociedad, que no dependa de los demás, sino que poco a poco se independice, dejando atrás sus torpezas y defectos, que pasa cuando la persona autista en su etapa madura suele ser muy dura. El déficit de atención requiere de un compromiso sólido, de una figura responsable, no solo se trata de flojeras y ñoñerías, sino de empoderarse por sí solo, que la persona autista se considera una persona útil, que pueda asumir compromisos y deberes para con los demás, que al realizar cualquier actividad no tenga miedo, que la realice sin temor, tomando en cuenta los límites.

Hay niños autistas que tienen la suerte de descubrir sus grandes dones, de llenarse de visiones y sueños, aspiran en grande, saben que la respiración es similar a una espiral, eso es lo más bonito, lo hermoso, miran el cielo como una gran joya, como una perla.

Bendecimos a los niños autistas, que no saben discernir con absoluta certeza, que se manejan con algunas fallas que los sepultan en un nicho llamado complejo de inferioridad.

La valoración del sujeto y del yo es la primera condición, no somos moneditas de oro, lo aceptamos, la vida cuesta mucho, en alguna esquina hemos escuchado que el mundo es tuyo, si, pero tienes que ganártelo con esfuerzo y con coraje, si no te lo arrebatan.

Hay niños autistas que han demostrado mucho talento en el teatro, en la literatura, la pintura, la música, otros lo tienen en las matemáticas, la lingüística, la filosofía, y las artes marciales.

Son los dones que tenemos que agradecer a Dios, por eso el niño autista se margine en su propio yo, obedeciendo a su mundo interior, caracterizado por sus instintos y deseos.

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

También podría interesarte

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More